TORQUILLA DE URREZ

El pasado 1 de diciembre nos dirigimos a la Torquilla de Urrez, bajo la recomendación de nuestro amigo Lorenzo. Buscábamos alguna cavidad sencilla, ya que la meteorología no era muy buena para largas aproximaciones ni tampoco para visitar cavidades que tuvieran zonas inundables.

Situación

La cavidad se encuentra en la Sierra de Mencilla de la localidad de Urrez, municipio de Villasur de Herreros en Burgos.

El tramo final se realiza por una pista de tierra en buen estado, aunque hay que ir con cuidado si llueve, ya que se convertiría en problema.

Se aparca al lado mismo de la entrada, siendo la aproximación inmediata.

 Un poco de historia

Las primeras exploraciones las realizó el Grupo Espeleológico Edelweiss en 1972, posteriormente retomó los trabajos el Grupo Niphargus y más adelante el Grupo Tazzelgrum quien confeccionó la topografía definitiva de la cavidad.

Descripción

La cavidad tiene un desarrollo de 2km y una profundidad de 110m.

La entrada está protegida con una verja, que hay que sacar antes con cuidado ya que está algo deteriorada. La estrecha entrada desemboca en un pozo directo de 18m que te deja en un cono de derrubios de una gran sala.

Está equipada con parabolts, químicos y spits, así que se puede escoger instalación. Nosotros optamos por usar los parabolts que te dejan en la vertical absoluta, ignoramos un pasamano de dudoso estado en la otra pared. Hay varias líneas de bajada, porque es una cavidad que se realiza en los cursos de iniciación.

Para continuar hay que seguir dirección norte por un paso de menores dimensiones. Este lleva a una sala con una fuerte pendiente descendente, dónde encontramos pasamanos fijos con cable de acero en buen estado.

Al final de la sala nos encontramos en una galería estrecha, en la cual a la izquierda está el paso que da acceso al meandro desfondado para seguir por la principal, pero si sigues recto a la derecha encontramos la gatera que da acceso a la Sala de la Música, dónde están las formaciones más bonitas de la sima.

Una vez visitada la preciosa sala, retrocedimos para seguir por la principal a través del estrecho y tortuoso meandro desfondado, el cual finaliza en una gatera colgada a 4m del suelo. En la salida de la gatera hay un pequeño pasamanos en fijo y una cuerda. Lo más curioso es que también hay una escalera metálica de cadena. Cómo no es una escalera que esté fijada, tiene mucho movimiento, se asemeja a los electrón de la época. Optamos por usar la cuerda, ayudándonos ligeramente con la escalera. La instalación estaba bastante deteriorada.

En este punto empieza una sala caótica, dónde se hace difícil encontrar el paso hasta la Sala de los Murciélagos. Después de dar muchas vueltas, encontramos el paso siguiendo un pequeño curso de agua (puede que sólo aparezca en época de lluvias) que nos dejó en un laminador, dónde al final de este se observaba ya la la inmensa sala.

Una vez en la sala intentamos buscar la continuidad de la sima para evitar descender el pozo de 18m, porque no llevábamos suficiente cuerda. Nos introdujimos entre unos bloques en la pared izquierda en sentido de la marcha, dónde había unos destrepes muy expuestos. Vicente bajo para comprobar si era por allí y lo confirmó, la prueba era que había encontrado el curso de agua que marcaba la topografía. Para continuar puedes optar por los destrepes o por el pozo de 18m, después de comprobar los destrepes, la mejor opción sería descender por el pozo, aunque no pudimos comprobar su estado.

A partir de ese punto la cavidad cambia su aspecto transformándose en zonas caóticas reducidas y muy descompuestas, cómo ya nos había comentado Lorenzo, siendo las dos últimas salas las menos atractivas. Así que retrocedimos porque ya estábamos bastante satisfechos con lo que habíamos visto.

Lo más destacable son las dimensiones de la Sala Principal y de la Sala de los Murciélagos, y cómo preciosa la Sala de la Música. Gracias Lorenzo por indicarnos esta bonita sima que no te deja indiferente!

Sarai

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.