TORCA DE CABALLOS- CUEVA DEL VALLE

El pasado martes 22 de septiembre realizamos una de las grandes clásicas travesías de Cantabria: Torca de Caballos o del Hoyón I (RN-50)- Cueva del Valle. Fuimos Israel, Isma, Albert, Vicent y yo misma.

Esta travesía pertenece a la Red del Silencio situada en el municipio de Rasines, con un desnivel de -498m y un recorrido de 10,7 km (catalogada entre las más largas del mundo).

Para esta actividad hicimos combinación de vehículos, dejando uno en el parking de la Cueva del Valle y otro pasado el pueblo de Torcollano. No pudimos dejar el vehículo dónde nos marcaba el track porque había una pista de tierra muy empinada que hizo imposible la subida con la furgoneta. De ahí a la boca de la sima andamos unos 30-40 minutos entre espesa vegetación.

El acceso a la depresión de la torca estaba equipado con cuerdas, que nos dejaron en la empinada rampa de barro de entrada.

La torca se encontraba instalada en fijo en su totalidad (menuda sorpresa), aunque siempre hay que desconfiar del estado de las cuerdas. Nosotros llevamos dos cuerdas de 60m, una de 35m y una de 20m, que no usamos más que para asegurar algún paso expuesto más adelante. El sistema estaba seco, por lo que suele tener habitualmente, con lo cual no nos mojamos nada en los pozos. Las instalaciones para doble cuerda se encontraban en perfecto estado. Había algunos spits oxidados en un par de fraccionamientos, que si se instalaran en doble no se usarían, pero al estar en fijo te mandaba por ellos.

Añadir que en el primer resalte de 4m hay que tener cuidado ya que el spit de la chapa Clown del techo está completamente sobresalido, mejor usar la cuerda a modo de pasamanos sin cargarle peso alguno. También mucha precaución con la caída de piedras en todos los pozos.
Pincha en la imagen para ampliar

En la base de los pozos, tras una parada para organizar el material, seguimos por la galería de la izquierda, dejando a la derecha la unión con la entrada superior del sistema (Torca de la Seguía- VI-199). Continuamos siguiendo el riachuelo hasta que se sume en una fisura y giramos a la izquierda para encontrar la Sala-Chimenea, de grandes dimensiones con una cascada en medio preciosa (sólo había una ligera lluvia).

Seguimos por la derecha, hasta encontrar un pasamanos y un P12. La dirección estaba clara, aguas abajo, sorteando algunas cascadas con escaladas y pasamanos muy expuestos. En mi opinión faltaría alguna instalación más, porque el meandro está tan lavado que cuesta mucho subir en oposición y una vez mojado es cómo jabón, teniendo una caída al río de hasta 7-8m aproximadamente.

Meandros infinitos

El meandro que seguimos está perfectamente excavado, bien pulido y con unas curvas increíbles. Al llegar al Afluente del Paraíso empezamos a ver bonitas formaciones como la Colada Blanca y un Órgano precioso. Después de un buen rato (parecía que no se terminaba) llegamos a las Marmitas Profundas, dónde nos mojamos por la cintura.

Finalmente, tras 2 horas llegamos al Colector del Río Silencio por la Galería Y Porqué No. En esta galería fuimos por el piso superior y luego mediante un pasamanos y un P7 bajamos de nuevo al cauce, hasta que llegamos a la E13 que nos dejó en el primer piso de la Galería de las Marionetas (unión en el 1980 de la travesía). Segunda parada, quizás la mas larga.

Zona de Marmitas

De la galería en adelante, nos mojamos en algún paso concreto hasta la cintura, pero lo que eran los lagos estaban completamente secos con marcas recientes del nivel normal. Resaltar un punto en el que hay que superar un paso muy expuesto en una repisa situada en lo más alto del meandro, ahí es dónde usamos la cuerda para asegurarnos, la caída era de unos 9-10m aproximadamente.

En breve llegamos a la bifurcación de la Galería del Papel, la cual hubiéramos elegido si el sistema estuviera en carga, continuamos por la principal hasta el pasamanos del Balcón (en perfecto estado) precedido de un R12 llamado El Tobogán. En el fondo de la sala encontramos sin problemas el Sifón Temporal completamente seco, una buena montaña rusa para calentar las piernas.

 

Pasamanos

En nada nos volvimos a mojar en la bonita Galería de los Gours, aunque gracias a unos pasamanos atléticos y en muy buen estado, superamos las marmitas más profundas. Una vez en la Galería Y Vamos (cómo me gustan los nombres que les ponen!), encontramos la E18 a nuestra derecha que nos subirá al segundo piso de la Galería Lógica, una de las zonas más cómodas de la travesía, con un meandro enorme de suelo arenoso. Fuimos atentos para encontrar la E5 de la Galería de las Piruletas, obviando la E12 más adelante (ruta que habría que seguir en caso de encontrar el Sifón de Barro colapsado).

Bajamos un R3 y pinchamos la Galería Vaso-Occitana, también muy cómoda, hasta llegar al Sifón de Barro que estaba completamente seco. En pasarlo llegamos al Paso del Estribo, que unos metros más adelante nos dejó en el esperado Libro, tras 7h. De ahí en adelante, Albert, Vicent y yo habíamos estado, así que hicimos una buena parada para emprender con fuerzas los angostos y largos laminadores.

El Libro

Podéis leer la crónica del recorrido del Libro hasta la Cueva del Valle en esta enlace.

Terminamos la travesía tras 11 horas de actividad, con sus paradas incluídas. Destaco los bellos meandros lavados y la dureza física de dicha travesía, al final son casi 11km bajo tierra que te dejan tocado unos días.

Por último, felicitar al equipo, porque nos fue todo muy bien.

Caballos Team

En especial, muy orgullosos de Isma, primera gran travesía que te marcastes, sabíamos que podías con ello y así nos lo dejaste bien clarito! Israel un placer que formaras parte de este equipo, eres uno más de la familia, estamos deseando meterle caña de nuevo juntos!

Por nosotros, por la Comarca!

Sarai

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.