CUEVA EL REBOLLAR II

El pasado miércoles 4 de agosto, Jordi, Vicent y yo fuimos a visitar el karst de Sierra Salvada en concreto el Sistema Hayal de Ponata, accediendo por la Cueva del Rebollar II.

El Sistema alcanza dos comunidades autónomas, País Vasco (provincia de Álava) y Castilla y León (provincia de Burgos).

La cavidad se localiza en la antigua aldea de Baró en el Valle de Losa, esta se encuentra cercada por completo, hay que dejar el coche antes de la verja y rodear la finca a pie, para ello invertimos unos cómodos 45min de aproximación.

Justo al lado de la cavidad, encontramos otra cavidad dentro de la maleza, el Rebollar I. Esta formaría parte del Rebollar II, pero el encajonamiento del valle que provocó la rotura del conducto principal, separó ambas cavidades por completo.

La cueva sifonaba fácilmente, ya que funcionaba como sumidero del barranco, cuando este entraba en crecida. Durante los trabajos de exploración se excavó una zanja para que no se acumulara el agua y los materiales detriticos en el laminador de entrada. Aún así hay que tener precaución.

El Rebollar II fue descubierto en 1984 por el G.E. Edelweiss y no fue hasta el 2015, cuando el G.E. Takomano y el GEA, tras unos arduos trabajos de desobstrucción, unió esta cavidad con la Red Hayal de Ponata, la cual actualmente tiene un recorrido total de 72 km. Antes la cavidad tenía un recorrido conocido de 1,7 km y una profundidad de +23m/-4m, ahora tiene un recorrido de 10km y un desnivel de +268m/-144m. Desde entonces, se trata de la entrada más cómoda al sistema.

La topografía se divide en tres sectores, el Colector Fósil, el Meandro MI y El Chimeneón.

Nosotros visitamos parte del Colector Fósil, llegando a nuestro objetivo que era la Galería de las Nieves, donde abundan las formaciones de yeso. Para visitar este sector no es necesario el uso del equipo de progresión vertical.

Nada más entrar hay que superar un laminador de 60m que da acceso al Sector Edelweiss, caracterizado por los desplomes de techos y paredes. Estos desplomes hacen que haya que superar algunos pasos bajos. Al poco de entrar encontramos un aporte de agua, que en invierno inunda parcialmente la galería con pequeños lagos. En estiaje se encuentra completamente seco. El sector finaliza en la Desobstrucción, una gatera artificial de 20m que da acceso a la Galería Takomano, dónde las dimensiones cambian radicalmente.

A los poco metros de recorrer la Galería Takomano, encontramos la bifurcación a la Galería de las Nieves de 350m de longitud, tras superar un resalte de 3m equipado con cuerda fija.

Des del principio hasta el final la galería está adornada con abundante yeso, parece que haya purpurina por todos lados. Fuimos encontrando varias zonas balizadas, muy importantes para la conservación de este delicado material. Encontramos bellas formaciones de yeso, pero también espeleotemas naranjas, que con el contraste del blanco del yeso son espectaculares.

Para los que quieran saber todo acerca de este descubrimiento, hay un artículo muy completo en la revista Karaitza redactado por el G.E. Takomano.

Buen trabajo! Gracias por compartir.

En general quedamos muy sorprendidos del karst de Salvada, así que volveremos pronto a visitar el resto del sistema!

 

Sarai

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.